martes, octubre 25, 2005

IMPLANTACIÓN DE SISTEMAS DE GESTIÓN

Primero realizar un análisis de cómo debe afrontar la organización este proceso. Luego preparar el terreno para conseguir a los mejores profesionales y establecer una "cultura organizativa" que propicie la aportación y compartición de su conocimiento. Este modelo centra su funcionamiento en el compromiso de las personas que conforman la organización, y esta enfocado desde una visión humanista, centrada en el respeto a la persona y su mejora a través del aprendizaje colectivo, basados en la confianza y la implicancia. Debemos de crear un clima organizativo adecuado, donde las personas de las organizaciones se sientan cómodos, motivados, implicados y comprometidos con la causa. Es importante crear una cultura organizativa que promueva la compartición de conocimientos útiles para la organización. Luego crear un sistema de incentivación a la aportación, ya sean monetarios o no, se deben introducir las herramientas tecnológicas que faciliten la captación, el almacenamiento y la diseminación de ese conocimiento.

EL CAPITAL INTELECTUAL

La tecnología de la información y las comunicaciones, nos han proporcionado nuevas herramientas, muchas de ellas aportan beneficios inmateriales, luego tales herramientas proporcionan ventajas competitivas y, por consiguiente un activo intangible. Existe la necesidad de lograr que las personas acepten invertir todo su talento en la organización, con un nivel de participación e implicación mucho mayor, en esta línea han surgido una serie de modelos de gestión entre ellas: el capital intelectual, la gestión del conocimiento, el aprendizaje permanente, el liderazgo facilitador, etc. Todos ellos pasan por valorar la importancia del conocimiento, y facilitar el aprendizaje en las organizaciones.

viernes, octubre 14, 2005

GESTIÓN DEL CONOCIMIENTO

Gestión del Conocimiento, es aquella función que planifica, coordina y controla los flujos de conocimientos que se producen en la empresa en relación con sus actividades y con sus entornos, con el fin de crear unas competencias esenciales. Las competencias básicas son: competencias personales, competencias tecnológicas y competencias organizativas. Las organizaciones al igual que las personas, pueden gestionar sus conocimientos de cuatro formas diferentes. (Honey, Gallego y Alonso). Estilo activo.-Organizaciones que aprenden por su propia experiencia, de forma espontánea. Estilo Reflexivo.-las organizaciones gestionan su información mediante sistemas que les permitan establecer relaciones de causa-efecto. Estilo teórico.-La empresa gestiona su conocimiento basado en principios organizativos, en su cultura, su visión, misión y normas internas. Estilo Pragmático.-La institución sólo genera (y utiliza) el conocimiento útil.