viernes, diciembre 16, 2011

INTERCREATIVIDAD Y WEB 2.0

Intercreatividad y Web 2.0
Por Cristobal Cobo Romani
Las aplicaciones Web 2.0 ofrecen nuevas oportunidades
para la generación y distribución del conocimiento. Para el análisis de este fenómeno
tecno-social se integran los trabajos de diversos autores que han estudiado el principio de
la colectivización del saber y la gestión del conocimiento.
A principios de los ’90 el gurú del management Drucker (1993) señalaba que en un
periodo de 150 años, del año 1750 a 1900, el capitalismo y la tecnología conquistaron al
mundo y crearon una civilización global. Esta transformación, explica el autor, estaría impulsada
por un cambio radical del significado del conocimiento que pasó de ser un bien
privado a un bien público.
Las palabras de Drucker se complementaban perfectamente con las reflexiones que
haría Bell en los años ’70. En su reconocido trabajo El advenimiento de la sociedad post-industrial,
Bell (1976) advirtió la consolidación de una transformación estructural de la vida
moderna, al plantear que la irrupción de una sociedad post-industrial, no desplazaría a
una sociedad industrial, ni siquiera a una sociedad agraria, pero sí sumaría una dimensión
fundamental en la administración de los datos y de la información.
A la luz de estas ideas, resultaba evidente que una apertura al libre flujo de la información
e intercambio del conocimiento alcanzaría cada vez mayor protagonismo en la
era contemporánea. Como es de suponerse, no en todos los sectores de la sociedad moderna
existiría igual permeabilidad frente a la idea de la importancia de promover el libre
intercambio del conocimiento.
A partir de los años ‘60 y ‘70 una comunidad de expertos en informática y sistemas
de redes,autodenominados hackers, acordaron utilizar cooperativamente sus habilidades
para descubrir nuevas posibilidades tecnológicas. Este acuerdo hizo posible la evolución
de las computadoras y el trabajo colectivo en pro de lo que ellos denominaron el software
libre: programas informáticos que surgen gracias a la colaboración de diversas personas
y que permite a los usuarios copiar, modificar o distribuir su contenido sin tener que pagar
Capítulo 2. Intercreatividad y Web 2.0.
La construcción de un cerebro digital planetario.
Por Cristóbal Cobo Romaní
Web 2.0 is linking people,
people sharing, trading and collaborating
(Michael Wesch, Kansas State University)
44 |
PLANETA WEB 2.0. Inteligencia colectiva o medios fast food.
permisos de propiedad intelectual. En la medida que aumentó el intercambio abierto, libre
y gratuito de desarrollos tecnológicos fue consolidándose una sub-cultura hacker basada
en la apertura a la que se incorporaron conceptos como:innovación cooperativa, construcción
social de la tecnología o propiedad comunitaria. “Los hackers tenían una concepción
nueva acerca de la manera en la que la información tenía que ser manipulada y acerca del
papel que los ordenadores tenían en la sociedad” (Contreras, 2003;32).
Desde entonces, los hackers consolidaron un sistema basado en la inteligencia colectiva,
que como explica Himanen (2002) se concibe como un modelo abierto centrado en
el libre intercambio de conocimientos. Este sistema de colaboración permite que los demás
prueben, utilicen y mejoren los desarrollos tecnológicos elaborados colectivamente
por el resto de la comunidad. Quizás los ejemplos más evidentes de ello son Linux o la propia
Internet.
Himanen agrega que la motivación principal que impulsa esta apertura creativa es
el deseo de aportar conocimientos, aprender cada vez más y el reconocimiento de los pares.
Este sistema abierto encuentra su principal expresión bajo la idea del software libre
como principio para estimular la comunicación y cooperación entre los usuarios de Internet
(Lizama, 2005). Los integrantes de este colectivo underground no sólo tuvieron que
ver con la evolución de la Red sino que también han sido claves en la creación de diversos
desarrollos informáticos ocurridos antes y durante la era de Internet.
En los años ’80 algunos fueron catalogados como criminales cibernéticos (también
conocidos como crackers1), producto del uso ilícito que hicieron con sus conocimientos
en informática. Sin embargo, puede plantearse que la comunidad hacker se mueve bajo los
principios de la creatividad, la libertad en la Red, el aprendizaje compartido y solidario con
el resto de los miembros del colectivo, poniendo en común y de forma pública los descubrimientos
realizados. Estos fundamentos fueron descritos por Himamen (2002) como la
“ética hacker” o nética si se remite a la Red (Pose, 2002).
Las comunidades hackers son un ejemplo de las prácticas de colectivización del saber
y de intercambio de experiencias, dinámicas fundamentales en la actual sociedad del
conocimiento. La era actual está centrada, entre otros aspectos, en bienes intangibles como
la educación, la formación de capacidades-habilidades-talentos, el uso inteligente
de la información, y la ecuación I+D+I (es decir, investigación más desarrollo más innovación).
En este contexto, agregar valor al intercambio de información ha pasado a ser un objetivo
fundamental para el desarrollo y la expansión del conocimiento.
Para describir la relevancia que han adquirido estas prácticas orientadas a favorecer
el libre intercambio y generación de saberes, tanto colectivos como individuales, a continuación
se exponen autores y conceptos desarrollados en torno a la idea del conocimiento
abierto: Intercreatividad (Berners-Lee, 1996);Inteligencia colectiva (Lévy, 2004);Multitudes
Inteligentes (Rheingold, 2002); Sabiduría de las Multitudes (Surowiecki, 2004) y Arquitectura
de la Participación (O’Reilly, 2005).

No hay comentarios: