martes, diciembre 20, 2011

LA EDUCACIÓN TRADICIONAL



El tipo de educación tradicional, basado en la transmisión de conocimientos. El profesor (o el comunicador), el instruido, «el que sabe», acude a enseñar al ignorante, al que «no sabe».
Como el lector seguramente habrá reconocido ya, es el tipo de educación
que uno de sus más agudos críticos, Paulo Freire, calificó de BANCARIA:
el educador DEPOSITA conocimientos en la mente del educando. Se trata de «inculcar» nociones, de introducirlas en la memoria del alumno, que es visto como receptáculo y depositario de informaciones. Todos conocemos este tipo de educación vertical y autoritaria. O paternalista (el paternalismo es tan sólo una forma más edulcorada del autoritarismo). Todos lo hemos padecido.
Es el que predomina en el sistema educativo formal: en la escuela primaria y secundaria, en la universidad. Repetidamente se ha reprochado a la escuela tradicional su tendencia a
confundir la auténtica educación con lo que es mera instrucción, con lo cual —se ha dicho también— ella INFORMA pero NO FORMA. Paulo Freire, al analizarla, dice que esta educación «bancaria» sirve para la domesticación de las personas. En ella, señala el autor de Pedagogía del Oprimido:
EL EDUCADOR
• es siempre quien educa
• es quien habla
• prescribe, norma, pone las regias
• escoge el contenido de los
programas
• es siempre quien sabe
• es el sujeto del proceso
EL EDUCANDO
• es siempre el que es educado
• es quien escucha
• obedece, sigue la prescripción
• lo recibe en forma de depósito
• es el que no sabe
• es el objeto del proceso
ÉNFASIS | 23
EN LOS CONTENIDOS
El modelo en su aplicación
Los ejes del método son el profesor y el texto.
• Los programas de estudio son amplios y basados en los conceptos
que la fuente emisora (el profesor) considera importantes.
• Se da muy poca importancia al diálogo y a la participación.
• Se valora mucho el dato y muy poco el concepto.
• Se premia la buena retención de los contenidos (esto es, su memorización)
y se castiga la reproducción poco fiel. La elaboración personal
del educando es asimismo reprimida como error.
• Hay una sola verdad: la del profesor. La experiencia de vida de los
educandos es desvalorizada.
Los resultados
• El alumno (o el oyente, el lector, el público) se habitúa a la pasividad
y no desarrolla su propia capacidad de razonar y su conciencia crítica.
• Se establece una diferencia de status entre el profesor y el alumno (o
entre el comunicador y el lector u oyente).
ÉNFASIS
EN LOS CONTENIDOS
• Se fomenta una estructura mental de acatamiento al autoritarismo:
el alumno interioriza la superioridad y autoridad del maestro, actitud
que luego transferirá al plano político y social.
• Se favorece el mantenimiento del statu quo en el que una minoría
pensante domina a una masa apática.
• En virtud del régimen de notas (premios y castigos) se fomenta el
individualismo y la competencia en perjuicio de la solidaridad y los
valores comunitarios.
• Los educandos adquieren una mente «cerrada» o dogmática, incapaz
de juzgar los mensajes recibidos por sus propios méritos, independientemente
de la autoridad de la fuente.
• En el estudiante de la clase popular se acentúa el sentimiento de
inferioridad: el educando se hace inseguro, pierde su autoestima,
siente que no sabe, que no vale.
OBJETIVO: QUE EL EDUCANDO APRENDA
El indicador que utilizará el educador en este modelo para evaluar su
producto será siempre: ¿El alumno sabe (la lección, la asignatura)? ¿Ha
aprendido?
Aunque, en verdad, el resultado es que generalmente no aprende, sino
que memoriza, repite y luego olvida. No asimila, porque no hay asimilación
sin participación, sin elaboración personal.
La educación bancaria dicta ideas, no hay intercambio de ideas. No
debate o discute temas. Trabaja sobre el educando. Le impone una
orden que él no comparte, a la cual sólo se acomoda. No le ofrece
medios para pensar auténticamente, porque al recibir las fórmulas
dadas, simplemente las guarda. No las incorpora, porque la incorporación
es el resultado de la búsqueda, de algo que exige de parte de quien
lo intenta, un esfuerzo de re-creación, de invención.
PAULO

No hay comentarios: